Carta de las Mujeres de Casa Sofía

Ante las Organizaciones e Instituciones de mujeres, Casa Sofía, con 9 años de historia en Cerro Navia, denuncia:
Que el 29 de diciembre 1994 fuimos obligadas a hacer abandono de la casa ubicada en Sofanor Parra No 1363, donde desarrollábamos nuestras actividades.. Esta decisión de parte de la Morada S.A. (Raquel Olea y Vicky Quevedo) se empezó a gestar a partir del mes de Septiembre 1994 cuando la coordinación de Casa Sofía fue informada que el proyecto no continuaba y que la casa sería cerrada el 31 de diciembre. A cambio nos ofrecían patrocinarnos un proyecto. La Coordinadora de Casa Sofía no aceptó seguir siendo asesorada por la Morada (en gestión del proyecto para 1995) como una manera para facilitar nuestra autonomía.

Ante la situación de hecho en que nos encontrábamos la Coordinación resolvió enviar carta a la Morada S.A en la que solicitábamos:

-El uso de la casa y la infraestructura por 3 años (negociable).
-La entrega a la organización de Casa Sofía de los muebles que pertenecían al proyecto original que habían iniciado 3 misioneras el año 1985 y que fueron traspasados a La Morada en 1991 junto con el proyecto.

Estas peticiones fueron enviadas en octubre de 1994 a las integrantes de la S.A. Sólo Margarita Pisano respondió el mismo mes expresando su apoyo a la continuidad en los términos que nosotras planteábamos. Raquel Olea, tomando la representación de la Sociedad Anónima, nos envía su respuesta escrita el 22 de diciembre del 94 (anteriormente había enviado como representantes a Ana María Gutierrez, Gloria Salas y Francisca Pérez con respuestas negativas, entre otras no teníamos derecho a nada, muebles, enseres, etc.) señalándonos que está incapacitada para acceder a nuestras peticiones.

En estas circunstancias decidimos ir personalmente a reiterar nuestras peticiones el día jueves 29 de diciembre, acompañándonos un grupo de mujeres de la casa y otras Organizaciones con las que realizamos una manifestación en la entrada de La Morada. La Coordinación de Casa Sofía conversó con 2 de las representantes de la S.A. (Vicky Quevedo y Raquel Olea) más Francisca Pérez y Claudia Baratini, concluyendo esta reunión en que los muebles serían entregados a la organización Casa Sofía y el abandono de ésta del inmueble de Sofanor Parra 1363.

La organización Casa Sofía considera importante informar y expresar nuestra disconformidad con la decisión unilateral tomada por 2 socias de La Morada S.A. Esta medida provoca desconcierto y conflictos en el movimiento de mujeres y produce un quiebre histórico a la continuidad del trabajo que por 9 años hemos realizado con las mujeres.
Coordinación Casa Sofìa


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *