Algunas

Raras, por lo escasas enloquecidas en el arte y el sentir. porfiadas en el saber que lo cierto es cierto, como algunos extraños peces rojos, negros, multicolores que suben por las aguas entre rocas esquivándolas por instinto o malicias heredadas o rozando con sus cuerpos los filosos bordes en una suerte de acierto y error donde el filo es cercanía y dolor Raras alegres o asustadas en el intento, logran sobrevivir entre matanzas, hogueras, persecuciones y demases. Los elementos y las otras han sido invocadas, a veces esperando el eco, por si de allí pudiera reventar el ocaso. Van porfiando entre los siglos, prediciendo futuros y equivocándose a veces sin siquiera saber del acierto porque un balazo Violeta o un tren Alejandra o simplemente el fin, y raras pero nuestras van quedando por allí desperdigadas en el silencio que llega a paso lento y disimulado antes de la catástrofe que no hubieran sobrevivido. Sandra Lidid Junio 2015.
One Comment
  1. Gracias Sandra ,por recordar a las raras, esas locas que han hecho que tú , yo y las otras hallamos abierto los ojos para que otras y todas juntas digamos: No al Patriarcado y juntas vayamos encontrando nuestra propia forma de ser féminas, libres,sueltas, no domésticas,nómades, Kira

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *